PAISAJE DE INVIERNO

Al estornudar, nueve grullas
huyeron de su pañuelo,
salvo una: la que
hacía la número diez.
La perfección
no la dejaba volar.


Alfonso Brezmes

(Imagen: Masao Yamamoto)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s