EL COSACO

Lo ves galopar por la estepa,
separando la vasta planicie
en dos mundos distintos.
Al poco, es una mancha roja
que se disuelve en el tiempo,
como un terrón en la taza,
llevándose consigo algo
que debe ser valioso.

Quién fuera él…: huir,
huir en su salvaje montura
de la nada que acecha
esta tarde de sábado,
mientras tomas un café
sentado frente a un televisor
donde ves documentales
de las vidas que no tienes.


Alfonso Brezmes #safecreative

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s